Mensaje de Omar Barghouti sobre las amenazas de muerte por parte de ministro israelí a dirigentes de BDS

Omar Barghouti es fundador del movimento BDS, boicot, desinversión y sanción contra el estado de Israel.

Algunas personas, incluyendo periodistas, me han escrito expresando su preocupación o preguntándome sobre la reciente amenaza de “asesinato civil selectivo” hecha por un ministro israelí contra “líderes y activistas del BDS.

Por supuesto, hay razones fundadas para alarmarse seriamente cuando ministros de cualquier gobierno hacen semejantes amenazas contra defensores de derechos humanos. Así que imaginen la gravedad de la amenaza cuando es hecha por un régimen crecientemente paria y sin ley de ocupación, colonialismo y apartheid que comete impunemente ejecuciones extrajudiciales contra la población civil palestina, y que considera como “traidores” incluso a los disidentes israelíes sionistas que se atreven a revelar –aun de manera selectiva y autocensurada– los crímenes de guerra israelíes.

Vale la pena recordar que en 1995, el entonces primer ministro israelí de línea dura Isaac Rabin fue asesinado por un judío-israelí fanático influenciado por una campaña que acusaba a Rabin de “traidor”. Los actuales dirigentes israelíes guardaron silencio o incluso participaron en aquella campaña de incitación.

El pueblo palestino recordará siempre a Rabin como el dirigente israelí que ordenó y orquestó la limpieza étnica de las ciudades palestinas de Lydda y Ramla en 1948. También será recordado como el ministro de “Defensa” que durante la primera intifada (1987-1992) ordenó a sus soldados “quebrar los huesos” de los niños y jóvenes palestinos capturados para impedirles lanzar piedras a las fuerzas de ocupación.

Aun así, el clima político en aquel entonces era significativamente más “civil” de lo que es hoy. En ese entonces el sistema de “justicia” israelí todavía simulaba ser independiente y profesional; los colonos no tenían el control efectivo del gobierno como lo tienen hoy.

El nivel de impunidad criminal que campea en el establishment israelí hoy en día ha llevado al senador estadounidense Patrick Leahy a pedirle al Secretario de Estado John Kerry que investigue si el dinero de los impuestos estadounidenses está ayudando a Israel a cometer “asesinatos extrajudiciales” de palestinos.

No todos los días un senador calificado afirma con valentía que se le debe rendir cuentas a las y los contribuyentes estadounidenses sobre la ayuda militar a Israel a la luz de sus “graves violaciones de los derechos humanos”. Después de todo, la lealtad al régimen opresor y de ultra derecha israelí es una prioridad considerablemente mayor para el Senado de EE.UU. de lo que es para los contribuyentes estadounidenses.

Volviendo a la amenaza velada del gobierno israelí de hacer daño a los activistas del BDS, éstos son los hechos.

Como informaron los medios israelíes, el ministro de inteligencia israelí Israel Katz dijo (en hebreo) en la mayor conferencia israelí anti-BDS –celebrada el 28 de marzo en Jerusalén– que Israel debería abocarse a la “eliminación civil selectiva” de “líderes” del BDS con ayuda de la inteligencia israelí. Katz usó intencionalmente un lenguaje que juega con el término hebreo usado para “asesinatos selectivos”. Mi nombre fue mencionado en este contexto.

Aquí está el enlace a los discursos en YouTube de los ministros de Interior Arieh Deri y de Inteligencia Israel Katz. Fueron traducidos y subtitulados de manera precisa y profesional por un activista de derechos humanos (y colega) judío-israelí.

Varios de mis colegas (destacadas activistas del BDS palestinas, internacionales y también israelíes) y yo estamos alarmados y seriamente preocupados por nuestra seguridad física después de esta amenaza de alto nivel. No es necesario decir que no entramos en pánico; ni que esto no disminuirá ni remotamente nuestro trabajo por los derechos humanos. Pero tampoco nos tomamos estas amenazas a la ligera.

Todavía estamos trabajando para recabar todas las amenazas y ataques hechos por otros ministros y miembros del gobierno israelí contra el movimiento BDS (y contra mi persona), como Ayelet Shaked (ministra de Justicia), Gilad Erdan (ministro de asuntos estratégicos y zar anti-BDS), etc.

En su discurso, el ministro Israel Katz juega con el término oficial usado por los militares israelíes para referirse al asesinato: “eliminación selectiva”, y le añade el vocablo “civil”. Como señalaron nuestros compañeros israelíes, agregar “civil” al término usado durante muchos años por los oficiales israelíes para indicar asesinato es por lo menos ambiguo.

El BDS es un movimiento global no violento de derechos humanos, liderado por el Comité Nacional Palestino de BDS (BNC), la más amplia coalición de la sociedad civil palestina. Fundado en 2005, al cumplirse el primer aniversario de la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia contraria al Muro de Israel, el BDS llama a respetar los derechos fundamentales del pueblo palestino según el Derecho Internacional.

El movimiento BDS se basa en la Declaración Universal de Derechos Humanos y rechaza, por lo tanto, todas las formas de racismo y discriminación con base en la identidad, incluyendo el antisemitismo.

En los últimos dos años, Israel ha lanzado una desesperada guerra legal y jurídica contra el BDS, después de intentar infructuosamente durante 10 años frenar la impresionante expansión del movimiento. Israel está promoviendo en Francia, el Reino Unido, EE.UU., Canadá, Alemania, Australia y otros países un ambiente similar al macartismo, abogando por la supresión radical de las libertades civiles y de expresión. Aun así, ésta es la primera vez que un ministro del gobierno israelí incita de manera violenta contra los defensores de derechos humanos palestinos.

Tal como Katz nos advirtió abiertamente en sus afirmaciones, los servicios de inteligencia de Israel planean fabricar supuestas conexiones entre “líderes” del BDS y “organizaciones terroristas”. Además de ensuciar nuestros nombres, esta campaña mafiosa de intimidación está implícitamente preparando el terreno para que seamos atacados físicamente, especialmente a la luz de la atmósfera tóxica que reina en Israel.

El rabino principal de la comunidad sefaradí en Israel está llamando a limpiar étnicamente a todas las personas “no judías” de “la tierra de Israel”.

Un líder de los colonos judíos llamó a los cristianos –palestinos y de otros orígenes– “vampiros chupa-sangre” que deberían ser “expulsados” de Israel. Exhortó también a incendiar más iglesias, cuando en efecto muchas iglesias y mezquitas palestinas ya fueron incendiadas por colonos ultraderechistas, con la protección –y por ende el apoyo– de militares, fuerzas de seguridad y jueces israelíes.

Los colonos que quemaron vivo al bebé palestino Ali Dawabsha, a su madre y a su padre el año pasado, y luego celebraron sus espantosos actos de terrorismo, todavía no han sido condenados por estos asesinatos. Esto naturalmente alentó a otros colonos a incendiar la casa del testigo que queda del crimen, el tío de Ali.

Resumiendo el sentimiento creciente entre los disidentes israelíes, el destacado periodista israelí Gideon Levy llamó a 2015 “el año del fascismo israelí descarado y sin culpas”. Me pregunto cómo describirá Levy al año 2016 cuando termine.

Es en este particular ambiente de rampante racismo, criminalidad y absoluta impunidad que uno tiene que leer la amenaza de “eliminación civil selectiva” proferida por el ministro Katz. En la sociedad israelí actual, como correctamente señaló el senador Leahy, los soldados, las fuerzas de seguridad y los colonos armados asesinan palestinos con total impunidad, literalmente.

En efecto, “asesinato civil selectivo” bien puede ser entendido por los colonos de ultra derecha u otros elementos extremistas en Israel como una licencia para matar otorgada por un “civil”, más que por el aparato militar/de seguridad.

Aunque Katz se va por las ramas y elude definir el término con exactitud, su afirmación de que algunos líderes y activistas del BDS están conectados al “terrorismo” y con “organizaciones terroristas” amplifica todavía más esta licencia para matar implícita.

El gobierno de EE.UU. y la Unión Europea también son responsables, por supuesto, de esta impunidad criminal. Además de darle vida al régimen de apartheid y ocupación de Israel, armándolo hasta los dientes y protegiéndolo durante décadas contra cualquier sanción internacional severa, los EE.UU. y la U.E. enviaron a sus embajadores a participar en esta conferencia israelí anti-BDS. Y no dijeron ni pío en protesta por la amenaza implícita de neutralizar a los defensores de derechos humanos que se hizo allí.

Esto equivale a una tácita luz verde de EE.UU. y la U.E. a Israel para que continúe su guerra demente e ilegal contra el movimiento BDS no violento y sus principales activistas, en Palestina y en todo el mundo.

Ésta es la razón por la cual estoy seriamente preocupado por mi seguridad física y por la de mis colegas palestinas, israelíes e internacionales del BDS. Hacemos responsable al gobierno israelí por cualquier daño físico que pueda sufrir cualquiera de nosotros/as como resultado de este vil intento de silenciar nuestras voces.

También hacemos parcialmente responsables a los gobiernos de EE.UU. y la Unión Europea por cualquier posible ataque.

Independientemente de su posición respecto al BDS, las organizaciones de derechos humanos y las ciudadanas y ciudadanos del mundo que se preocupan por los derechos civiles y humanos están llamados a tomar una posición clara en defensa de nuestro derecho a abogar por el BDS, como un asunto de conciencia y de libertad de expresión. También están llamados a condenar en términos inequívocos esta incitación a la violencia sin precedentes del gobierno israelí contra las y los defensores de derechos humanos palestinos y de otras partes.

Moshe Dayan dijo una vez que “Israel tiene que ser como un perro rabioso, demasiado peligroso para ser molestado”. El actual régimen israelí está siguiendo escrupulosamente el consejo de Dayan. Pero los “perros rabiosos” pueden ser detenidos. De hecho, los perros rabiosos deben ser detenidos, ya que no se sabe a quién pueden morder la próxima vez.

Cordialmente,

Omar

Traducción: Maria M. Delgado

Un barco de mujeres navegará rumbo a Gaza en otoño para romper el bloqueo

Comunicado de prensa:

Se quiere visibilizar a la mujer como agente activo en la lucha y resistencia contra la ocupación israelí.

La coalición de la Flotlla de la Libertad ha elegido el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer,
para anunciar el lanzamiento del proyecto Mujeres Rumbo a Gaza. Lo hace tras la reunión
internacional mantenida en Mesina (Italia) los días 6 y 7 de marzo. El barco de mujeres zarpará a
mediados de septembre de este año y tene previsto atracar en distntos puertos del
Mediterráneo hasta llegar a Gaza el 1 de octubre.

Esta cuarta fotlla, a diferencia de las anteriores, pretende visibilizar la partcipación de la mujer
en acciones internacionales por los derechos humanos, y principalmente el papel de la mujer
palestna en la resistencia contra la ocupación y la lucha por la liberación de su pueblo. Esto se
hará partendo de la convicción de que “el feminismo es la idea radical que sostene que las
mujeres somos personas”, en palabras de Angela Davis.

La fotlla estará compuesta por tripulación y pasaje formado por mujeres de distntas partes del
mundo, resaltando de esta forma las innegables contribuciones realizadas por las mujeres
palestnas dentro del movimiento de resistencia. Las mujeres palestnas han sido fundamentales
para la lucha tanto en el territorio de la Palestna histórica como en la diáspora.

De nuevo, esta acción de la fotlla quiere tanto romper el bloqueo marítmo como el bloqueo
mediátco. El objetvo es visibilizar los crímenes de lesa humanidad que comete Israel con la
ocupación y el bloqueo de Palestna y también el colaboracionismo de numerosos gobiernos sin
cuyo apoyo económico, polítco y militar sería imposible mantener la ocupación de Palestna.

Mujeres Rumbo a Gaza cuenta con el apoyo de organizaciones de mujeres de renombre de todo el
mundo, entre ellas: Women’s Afairs Center (Gaza), CODEPINK Women for Peace (EEUU), Fórum
de Polítca Feminista (Estado español), The Coaliton of Women for Peace (Israel), Women’s Front
(Noruega), Coordinadora de Solidaridad con Palestna (México) y Fédératon des femmes du
Québec (Canadá).

La coalición de la Flotlla de la Libertad anuncia también el lanzamiento de la página web de
Mujeres Rumbo a Gaza: www.womensboatogaza.org, donde se publicarán las últmas
informaciones referentes a la campaña de 2016.

Visitar Israel para nunca más volver

Caetano Veloso
08/11/2015
Traducción Xose Collazo Castro
Articulo original: http://m.folha.uol.com.br/ilustrissima/2015/11/1703012-visitar-israel-para-nao-mais-voltar-a-israel-por-caetano-veloso.shtml

RESUMEN Presionado a no presentarse con Gilberto Gil en Israel, Caetano Veloso visitó, con su amigo, áreas de Cisjordania. En este texto, él relata la visión que tuvo de la opresión a los palestinos. Un tramo de una letra de Marcelo Yuka (“La Paz que Yo No Quiero”) sintetiza el sentimiento que quedó de la visita.

Llegar a Tel Aviv viniendo de Europa es cómo volver a Brasil. La ciudad tiene el aspecto de una de nuestras capitales nordestinas, y su pueblo, el aire altivamente desligado del carioca.

Desde la primera vez que fui Israel el contraste de la capital del país con las ciudades europeas, expresado en la arquitetura moderna indefinida y en el modo sensual de sus habitantes, me conquistó. Sentí inmediata familiaridad con la ciudad playera y soleada en el verano mediterráneo. Esa identificación me dejaba totalmente vulnerable a la fuerza histórica que cada paso yo era invitado a encarar. La conciencia de que estábamos en la Tierra Santa, las marcas de la fundación del país tras la Segunda Guerra Mundial, las experiencias socialistas de los kibutz, el renacimiento del hebreo hablado, la tensión de la amenaza permanente de ataques de hombres-bomba.

Volví a Israel unas pocas veces, con un intervalo mucho mayor entre la penúltima y esta de ahora que entre las anteriores. La primera fue los años 1980. En esa última, sentí diferencia desde la salida de Francia: nada de las revistas minuciosas ni de la separación en salas especiales de los pasajeros que iban para allá. Y, en el aeropuerto Ben Gurion, ni de lejos encontré la acogida nerviosa de las primeras visitas. Tel Aviv nos recibió sin caras desconfiadas y, ya en las calles, sin los otrora indefectibles (y, a pesar de todo, apuestos), soldados de los dos sexos, cuidando de cada esquina. Esa ausencia de señales de defensa crispada hacía que la ciudad se pareciera más con Fortaleza habitada por cariocas del parecido encontrado años antes. La sensación de estar “en casa” fue más fuerte y comovedora que nunca.

Era difícil reconocer que esa paz reflejaba el mayor poder adquirido por el Estado de Israel, su certeza de que la cúpula de protección construida por su defensa está firme. Será, como dice Marcelo Yuka, la paz que no quiero?

Esa pregunta no surgía fácilmente en mi cabeza en la noche de mi llegada. El día siguiente, sin embargo, ella no me abandonaba. Desperté lo más temprano que pude para no atrasarme al encuentro con un grupo de israelíes críticos de la política oficial, el Breaking the Silence, que me habia sido indicado por Jorge Drexler cuando de la presentación del show con Gil en Madrid. Drexler oyó cuan interesado yo estaba en ver lo que se pasa en Cisjordania y, hijo de padre judío, no sólo me dio pistas sino que prometió ponerme en contacto con miembros del movimiento.

De esa conversación en Madrid surgió el plan de una visita guiada a la partes de Cisjordania donde se pudiera sentir el peso de la ocupación israelí. Se lo comenté a Gil y él dijo que quería ir conmigo. Fuimos todos, nosotros dos y los dos equipos de producción. En la van espaciosa, conducida por un palestino, íbamos nosotros, el periodista argentino Quique Kierszenbaum y Yehuda Shaul, el guía.

Yehuda hablaba con mucha claridad, en un inglés fluido de israelí hijo de padres anglófonos. Dijo haber crecido en una familia conservadora. Fué soldado del Ejército de Israel, un veterano de la ocupación de territorios palestinos. Tras vivir muchas situaciones de opresión, segregación y cotidianas monstruosidades, no pudo seguir viviendo más sin denunciarlas y sin oponerse públicamente a ellas. Se unió a algunos compañeros y con ellos inició el movimiento de protesta permanente. Él llamó la atención para el quipá que usa, se dijo judío religioso y, a medida que la van comenzaba a encallarse en los desiertos, narró atrocidades y explicó la situación geográfica y histórica de la violencia de su país contra las poblaciones del margen occidental del río Jordán.

Respondiendo a una pregunta de uno de los nuestros sobre como veía la reacción anti-Israel de otros grupos de musulmanes, además de la resistencia palestina, Yehuda dijo que continúa dispuesto a matar y morir por su patria, siempre que esta sea amenazada por fanáticos que no admitan su existencia, pero que no acepta la ocupación de territorios palestinos porque ella “no es kosher” (en hebreo lo permitido según la religión. Comparó la ocupación a un cáncer que matará el Estado de Israel de no ser extirpado a tiempo.

Algunos apoyantes del BDS, movimiento internacional de boicot a Israel, nos buscaron, a Gil y a mí, con la tentativa de disuadirnos de ir Tel Aviv. Por lo que que oí de la boca de Yehuda y de Nasser, el palestino de Susiya que por él nos fue presentado todas las quejas de los participantes del BDS son fundadas. Lo que los radicales de ese movimiento dicen sobre el Breaking the Silence es que este, aunque crítico del gobierno de Israel, permanece sionista. Lo que Yehuda dice es que los del BDS, aunque protesten contra lo que él mismo odia, tienen como cortina de fondo la erradicación del Estado de Israel. El único comunicado que Gil y yo recibimos que sugiere tal cosa fue lo del Sindicato de los Metalúrgicos de San José de los Campos. He ahí una muestra del tono del documento: “Nuestra lucha es por justicia, libertad e igualdad. Nuestro sindicato se suma al movimiento BDS por entender que esta es una importante herramienta por el fin del Estado de Israel”. Izhar Patkin, un artista plástico israelí, me dije, en Tel Aviv, que halla buena la existencia de cualquiera de esos movimientos: ellos hacen el barullo que la cuestión merece, gritan para el mundo lo que él ya oía en los discursos de Yeshayahu Leibowitz hace muchos años.

COLECTIVA

Antes de salir de Brasil, fui buscado por un ciudadano israelí de origen brasileño, llamado Davi Windholz. Él había leído el anuncio de nuestra ida a Tel Aviv en mi página del Facebook y buscó entrar en contacto vía e-mail. Dirige una escuela para niños palestinos y judíos, se posiciona a la izquierda del establishment político, y quería marcar un encuentro nuestro con estudiantes y grupos disidentes de la política oficial del país. Cuando ya estábamos en Europa y en vísperas de ir para Israel nos llegó un e-mail del fiscal local proponiendo que diéramos una entrevista colectiva a la prensa en la Fundación Shimon Peres.

Yo, ya interesado en las propuestas de Drexler y de Windholz, no estaba inclinado a aceptar lo que el fiscal proponía. Consulté con Windholz por e-mail. Él respondió que Peres “es mainstream” (en inglés “corriente principal”). Y concluyó: “Ciertamente intentarán utilizaros a favor de Israel, pero vosotros sabréis esquivarlos”.

Sin embargo Gil, que, cuando era ministro de la Cultura, ya había tenido un encuentro marcado con Peres que no se concretizó, se decidió por la aceptación de la colectiva en el edificio de la fundación del ex-primer ministro, ex-ministro de la Defensa y premio Nobel. Peres había sido el compañero de Yitzhak Rabin (1922-95) en las más avanzadas tentativas de negociación con los palestinos, interrumpidas por el asesinato de Rabin por un joven israelí fanático. Combinamos, entonces, que una reunión con Windholz seguiría a la colectiva con Peres.

Pero la ida a Cisjordania precedió todo eso. En la colectiva, la única pregunta realmente pertinente nos fue formulada por el periodista brasileño Rodrigo Alvarez, corresponsal local de TELE Globo. A él pude responder que había ido la Susiya, llevado por un exsoldado del Ejército israelí, y que eso me tenía conmovido. La mención la Susiya (que estaba en las titulares de los periódicos de todo el mundo por estar sufriendo agresiones del Ejército israelí, lo que generó un comentario poco amigable para Israel (hecho por un miembro del Departamento de Estado americano), provocó un silencio incómodo en la sala.

El hecho es que me sentí triste en esos momentos en la Fundación Shimon Peres. Salimos de allí y fuimos a la sala de recepciones del hotel donde estábamos hospedados y allá encontramos a David Windholz con su turno de críticos de las políticas israelíes. Allá estaban un grupo de mujeres judías y árabes que ayunaran por 50 días en protesta contra los ataques a Gaza, que en julio hacían un año; el músico David Broza; y una audiencia de personas (sobre todo jóvenes) que aplaudieron fuertemente al sólo oir la palabra Susiya lo que contrastaba con el silencio incómodo del colectivo de los presentes en la Casa Shimon Peres. Y ovacionaron las palabras “paren la ocupación, paren la segregación, paren la opresión”, que finalizaron mi narrativa de la ida a Cisjordania.

CARTAS

Desde las cartas que nos enviaron Roger Waters y Desmond Tutu y las visitas de dos jóvenes brasileños también conectados al BDS comencé a buscar más y más cosas para leer sobre la cuestión israelo-palestina. Yo estaba aún haciendo presentaciones del show “Abrazazo” y necesitaba usar el tiempo restante en ensayos con Gil que permitieran la creación de un espectáculo mínimamente profesional. Pero hallaba tiempo para leer y ver vídeos. Con la carta de Windholz, redoblé las investigaciones.

Al volver a Brasil, recibí e-mails con actualizaciones del Breaking the Silence. En una de los mensajes estaba anexado un vídeo en que Nasser, el palestino con quien conversamos en Susiya, era apaleado por jóvenes israelíes habitantes de un asentamiento.

Es una imagen brutal. Soldados del Ejército de Israel asisten a la escena impasibles. Ahora que una tercera intifada se esboza y que Netanyahu se ve aislado no sólo por la oposición sino también por correligionários que lo acusan de no conseguir proteger Israel constato, de lejos, que la paz que yo juzgaba ver dentro de Tel Aviv y que comenzaba a pensar es la paz que yo no quiero era, como sin embargo yo sabía todo el tiempo, frágil, superficial e ilusória.

CHICOS

Antes del viaje, yo había dicho a Pedro Charbel y a Iara Haazs, los jóvenes del BDS con quien conversamos, que siempre me había gustado tanto Israel que me sentía como un israelí que se opone a la políticas de Estado de su país. Iara es, ella misma, israelí (judía brasileña criada en Israel), pero aún ella no se sentía a gusto con esa mi posición. Son chicos militantes, lo que puede dar en formas altivas de intolerancia.

Un amigo de ellos, Gabriel, estaba en Susiya el día en que fuimos allá. Esquivo y de mirar inquisidor, exhibía silenciosa impaciencia con la sutileza de nuestra situación de visitantes: ellos nos querían en la lucha clara de los que boicotean Israel y deploraban cualquier matiz, cualquier insinuación de complicidad. Yo quiero la paz que se muestra desde siempre imposible. Pero ahora yo la quiero sintiéndome mucho más próximo a los palestinos de lo que jamás me imaginé y mucho más lejos de Israel de lo que supondría mi corazón hace sólo poco más de un año. Y quiero que Gabriel, Iara y Pedro sepan eso.

Al salir de Brasil, escribí un e-mail a Hany Abu-Assad, el gran cineasta palestino que nos dio “Paradise Now”, avisando de nuestra ida y contando sobre la presión que sufrimos por parte del BDS. Él respondió que estaría contento de poder vernos: el tiempo que pasó en Río le hubo parecido uno de los mejores de su vida. Pero que preferiría que atendiéramos a la exigencias del BDS: “Son mis amigos”, él dijo. Sin embargo afirmó que, si fuéramos asimismo, él iría a asistir al show. Cuando finalmente fuimos, él mandó un e-mail diciendo que ya no podría comparecer: estaría en Europa finalizando una nueva película. Es un hombre que, cuando, en Salvador, le pregunté si era religioso, respondió: “Nunca fui, no tengo fe, pero hoy me considero religioso musulmán por razones políticas”.

Antes de entrar en el escenario en Tel Aviv, pensé en dedicar el show a Hany. Pensé también en reiterar el homenaje a la memoria de Franklin Dario, el judío pernambucano que compuso “Ana se fue”. Pero en el escenario, al lado de Gil, delante de la inmensa platea, decidí que dejaría al show hablar por sí aún. En la van en que fuimos a Susiya, yo había preguntado a Yehuda lo que él pensaría si yo gritara “Break the Silence” durante el show. Él quedó mudo por unos momentos y finalmente respondió: “No sé. Puede ser interesante; me gustaría saber como reaccionaría el público”. En esa hora, haciendo un gran esfuerzo interno, opté por total silencio político.

SEGREGACIÓN

El recuerdo de la canción del Rappa vino habitada por escenas de la segregación informal (y no pocas veces formalizada “ad hoc”) que se ejerce en Brasil. Quién estaba viendo aquel campamento palestino con banderas elevándose por encima de las viviendas provisionales era un grupo de brasileños, capaz de hallar la escena parecida con un asentamiento del MST.

Tres hijas de Nasser, dos aún niñas, una en la pubertad (lo que la llevaba a tener que usar velo) jugueteaban alrededor. Yo necesitaba ir al baño y pregunté a Paulinha Lavigne lo que hacer. Ella ya estaba mucho más implicada con las niñas de lo que me sería posible calcular. Sin que hubiera ninguna lengua en que pudieran comunicarse con las palestinitas, las mujeres de nuestro grupo ya habían conseguido dialogar con ellas, que eran bonitas y sonrientes. Fui orientado a un baño aislado a la intemperie. Gabriel, el joven conectado al BDS, contribuyó en la indicación del camino hasta allá.

Nasser había salido en coche para resolver alguna cosa no lejos de allí y, al volver, se reunió con nosotros bajo una tienda. Narró las escenas de destrucción de habitaciones por el Ejército de Israel y explicó las casuísticas legales usadas por el Poder Judicial para la continuidad de la violencia de la ocupación.

Las favelas brasileñas ocupadas me venían a la mente. Yo no quería hacer un reducionismo político y usar un esquema único para evaluar cuestiones brasileñas a la luz de la situación palestina, pero las imágenes de fracasos puntuales de las UPPs en Río (no sólo el caso Amarildo) venían a la cabeza. Nosotros, los visitantes, no éramos extraños a la deshumanidades que testificábamos en el Oriente Medio. Era imposible no hacer el paralelo con situaciones que vivimos en Brasil.

LOCURA

En internet vi un discurso de un hijo de general judío, héroe de la Guerra de los Seis Días, lleno de la más violenta oposición no sólo a la política israelí sino también a la propia existencia de Israel, fundando su argumentação no en aquella guerra sino en la Nakba, la catástrofe que fue, para los árabes de la Palestina, la fundación del Estado judío. Vi una mujer que decía que no es razonable intercambiar paz por tierra: se intercambia paz por paz, ella repetía, queriendo decir un no a la tesis de acabar con la ocupación y los asentamientos. Vi mucha locura de ambos lados.

Vi un dibujo animado que expresaba la propuesta de dos Estados en un único territorio (“2 States, 1 Homeland”), en que se sugiere que toda la extensión que va del Jordán al Mediterráneo sea compartida por árabes y judíos igualmente, cada grupo con su gobierno. Hay muchos israelíes conservadores diciendo que eso significaría ahogar la población judía en la inmensa multitud árabe. Aún así, es esa la hipótesis que David Windholz anuncia venir a defender en conferencias aquí en Brasil.

Pero el maestro que habló del judeo-nazismo, Yeshayahu Leibowitz (1903-94), un científico que era también religioso, al gritar contra el ministro de la Suprema Corte israelí que había hecho legal la tortura de individuos árabes para hacerlos hablar y, así, mantener Israel protegido, me impresionó más que todos.

Leibowitz no sólo fue un religioso que defendió la separación entre religión y Estado y se anticipó a los enemigos de Israel al detectar aspectos nazis en la política del país sino que también, manteniéndose sionista, se opuso violentamente a la Guerra de los Seis Días y, más aún, a la invasión de Líbano. Fue también pionero en hacer el paralelo Israel/Sudáfrica. Yo habría dedicado nuestro show a su memoria.

Me gusta Israel físicamente. Tel Aviv es un lugar mío, del que tengo “saudade”, casi como de Bahia. Pero creo que nunca más volveré allá.

Ciudadanos Israelíes: ¡Matisyahu no tiene lugar en un festival por los Derechos Humanos!

Quienes participan en las campañas BDS (Boicot desinversión y sanción)  que va dirigida contra el estado de Israel y sus cómplices en la limpieza étnica, el colonialismo y el apartheid contra el pueblo palestino, campaña propuesta desde palestina usando la experiencia de la lucha contra el apartheid  sudafricano muchas veces son tratados como antisemitas, como ya sabemos los organizadores del festival Rototom Splash al final han sido más permeables a esta teoría perversa que a la defensa de los derechos humanos, en una vuelta de tuerca más a este asunto, ahora unos judíos israelíes quieren dejar las cosas claras.

 

Comunicado de judios israelíes en apoyo a la campaña BDS iniciada por BDS País Valencià en contra de la actuación de Matisyahu en el festival alternativo Rototom Spalh.

 

¡Matisyahu no tiene lugar en un festival por los Derechos Humanos!
Para aquellos quienes estén interesados.
Somos ciudadanos de Israel, incluyendo judíos, y los descendientes que sobrevivieron al Holocausto. Como activistas en contra de las políticas racistas, de ocupación, y de apartheid por parte de Israel; creemos que cualquier artista que apoya y respalda públicamente estas políticas, no tiene lugar en un festival por los derechos humanos.
Nos gustaría expresar nuestro apoyo a la convocatoria, para cancelar la actuación de Matisyahu, en el Festival Rototom Sunsplash.
Matisyahu , como figura pública y cantante, ha expresado en varias ocasiones sus opiniones políticas racistas y de odio, en apoyo de las políticas israelíes. Matisyahu actuó para la recaudación de fondos de los Amigos de la IDF, la convención de AIPAC, y también actuó para la organización norteamericana del campus pro-Zionista, de ultraderecha, racista y extremista Chloe Valdary.
Su actuación en estos eventos, es un claro respaldo a su agenda política. Además, Matisyahu ha expresado sus opiniones en público, apoyando las políticas de apartheid israelí, y las violaciones del derecho internacional y los derechos humanos.
Por esta razón, ciudadanos españoles conscientes de esto, se opusieron a su participación en un festival que promueve los derechos humanos y rechaza el racismo, y nosotros nos unimos a este llamado!
Lamentablemente, una vez más, hay intentos de silenciar las voces de conciencia de los ciudadanos alrededor del mundo, desprestigiando el movimiento de solidaridad con Palestina, con acusaciones de antisemitismo.
Cualquier intento de llamar a esto “antisemita” es una simplificación y minimización del antisemitismo y sus atrocidades. Nos oponemos firmemente a la utilización instrumental del antisemitismo, para limpiar la imagen de las políticas de Israel, y legitimar a sus partidarios extremistas.
Aquellos de nosotros, quienes somos descendientes de los sobrevivientes del Holocausto, nos gustaría subrayar lo siguiente: La lección de la historia del antisemitismo y el Holocausto debe ser ” Nunca más a nadie” . Esto significa que el mundo debe unirse para oponerse a los crímenes cometidos por Israel contra el pueblo palestino durante 67 años. Quienes apoyan este tipo de delitos no son defensores de la paz y no tienen lugar en el Festival Rototom, que celebra la paz y la igualdad en los derechos humanos.

 

 

Atentamente.
Ofer Neiman
Maya Ober
Renen Raz
Michal Sapir
Herzl Schubert
Vardit Shalfy
Tali Shapiro
Kobi Snitz
Einat Weizman
Sergio Yahni

La identidad religiosa, étnica o nacional del cantante es irrelevante; denunciamos su apoyo al ejército de ocupación israelí que comete crímenes de lesa humanidad contra el pueblo palestino

Comunicado:

COHERENCIA ANTE TODO:

NO AL DEFENSOR DEL EJÉRCITO ISRAELÍ EN EL ROTOROM

La identidad religiosa, étnica o nacional del cantante es irrelevante; denunciamos su apoyo al ejército de ocupación israelí que comete crímenes de lesa humanidad contra el pueblo palestino

19/08/2015

Las organizaciones firmantes denunciamos públicamente que la dirección del Festival Rototom haya tenido q retractarse e invitar nuevamente al cantante estadounidense Matisyah ante el chantaje, la difamación y las presiones políticas ejercidas contra su dirección, y las acusaciones de antisemitismo vertidas por Israel y el poderoso lobby sionista, q llega a las más altas esferas institucionales del estado español.

Recordamos que la petición de cancelación formulada por BDS País Valencià no guarda relación ninguna con la identidad étnica, religiosa o nacional del cantante. Es en base a a su apoyo al ejército israelí, a su incitación al odio contra el pueblo palestino y a su defensa del ataque contra la Flotilla de la Libertad, en el que el ejército israelí mató a 10 activistas por la paz y sustrajo material humanitario destinado a la asediada Franja de Gaza, que muchas organizaciones y artistas que participan en el Festival han solicitado que el cantante se pronunciara a favor del derecho internacional en Palestina.

No deja de sorprender que El País nuevamente se haya apresurado a hacerse eco de las difamaciones del Consejo Mundial Judío sin contactar con los organizadores de la campaña, y que en pleno mes de agosto, un Ministro salga a cuestionar la cancelación de un concierto en un festival internacional de reggae y no lo haga para denunciar las continuas violaciones de derechos humanos que el ejército israelí comete en Palestina.

Somos muchas las organizaciones, colectivos y artistas que hemos participado en las sucesivas ediciones del Festival, quienes consideramos que la participación de Matisyahu no tiene cabida en un festival dedicado a la promoción de la paz, los derechos humanos y el derecho de autodeterminación de los pueblos. La libertad de expresión no puede amparar la defensa de crímenes de guerras y violaciones del derecho internacional.

Por todo ello, recibimos con satisfacción el anuncio de la cancelación de la actuación del cantante sionista y pedimos nuevamente al Festival a que siga adelante con su ideario impidiendo la presencia de Matiyashu en el Sunsplahs 2015. También invitamos a productoras, festivales y centros culturales a solidarizarse con el pueblo palestino a través de la campaña Espacio Libre de Apartheid Israelí.

Firman:

Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP-BDS) (*)

Comunidades Hispano Palestinas

Judíos Antisionistas en España – IJAN

BDS País Valencià

Rumbo a Gaza

Pallasos en Rebeldía

Festiclown

Unadikum
Hilombé Solidaridad

Izquierda Anticapitalista

Revolta Global

Intersindical Alternativa de Catalunya

Podemos Palestina

UJCE

Palestina Toma la Calle

(*) La RESCOP está formada por:
1. Asociación Al-Quds de Solidaridad con los Pueblos del Mundo Árabe (Málaga)
2. Asociación Andaluza por la Solidaridad y la Paz – ASPA
3. Asociación de Amistad Palestina-Granada «Turab»
4. Asociación Hispano Palestina Jerusalén (Madrid)
5. Asociación Pro-Derechos Humanos de Andalucía
6. Asociación Unadikum
7. BDS Catalunya
8. BDS Madrid
9. BDS País Valencià
10. Castelló per Palestina
11. Comité de Solidaridad con la Causa Árabe (Madrid, Asturias)
12. Comité de Solidaridad con los Pueblos – Interpueblos (Cantabria)
13. Comunidad Palestina en Canarias
14. Comunitat Palestina de Catalunya
15. Comunitat Palestina de València
16. Coordinadora de apoyo a Palestina (La Rioja)
17. Ecologistas en Acción (Confederal)
18. Fundación IEPALA
19. Fundación Mundubat
20. Gipuzkoako palestinaren aldeko plataforma
21. Izquierda Anticapitalista
22. komite Internazionalistak (Euskal Herria)
23. MEWANDO (Euskadi)
24. Movimiento Solidaridad Internacional Catalunya – ISM Cataluña / Valencia
25. Mujeres en Zona de Conflicto – M.Z.C.
26. Mujeres por la Paz – Acción Solidaria con Palestina (Canarias)
27. Palestinarekin Elkartasuna (Euskal Herria)
28. Paz Ahora
29. Paz con Dignidad
30. Plataforma de Solidaridad con Palestina (Sevilla)
31. Plataforma Palestina Ibiza
32. Plataforma Solidaria con Palestina de Valladolid
33. Red de Jóvenes Palestinos
34. Red Judía Antisionista Internacional -IJAN
35. Sodepau
36. Sodepaz
37. Sodepaz Balamil
38. Taula per Palestina (Illes Balears)
39. UJCE (Unión de Juventudes Comunistas de España )
40. Grupo de Cooperación Sevilla Palestina
41. CERAI (Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional)
42. BDS Alacant (dentro de BDS País Valencià)

43. Palestina Toma la Calle

44. Coalició Prou Complicitat amb Israel (**)

La Coalició Prou Complicitat amb Israel está formada por:

01. Rumbo a Gaza

02. Junts, Associació Catalana de Jueus i Palestins

03. Comunitat Palestina de Catalunya

04. NOVACT

05. BDS Catalunya

06. Pau Sempre

07. SUDS

08. Servei Civil Internacional de Catalunya

09. Centre Euro Àrab de Catalunya

10. En Lluita

11. Unadikum

12. Pallasos en Rebeldía

13. Asociación Cultural Arte & Maña

Comunicado de judíos antisionistas tras la cancelación de la actuación de Matisyahu en Rototom Sunsplash

TRAS LA CANCELACION DE LA PARTICIPACION DE MATISYAHU EN EL FESTIVAL ROTOTOM SUNSPLASH;

Muchísimas gracias a los organizadores del festival Rototom Sunsplash por haber cancelado la participación del cantante Matisyahu.
Su inclusión en el programa artístico fue sufrido por nosotros, como un atentado al respeto de los derechos humanos, al derecho internacional y a la paz entre los pueblos.
Nos es insoportable contemplar el apoyo incondicional del artista al ejercito expansionista , protagonista de numerosos crimenes de guerra, llevando a cabo tareas de represión, asesinato y destrucción de la vida y propiedades de los palestinos . Tras la demanda de los organizadores del festival de posicionarse por unos mínimos, como el reconocimiento de un estado independiente para el pueblo palestino-la no-respuesta de Matisyahu habla por si misma.
Todo personaje público que festeja las criminales hazañas del ejército de Israel, debe ser condenado e impedido de participación en foros libres de apartheid y por la emancipación humana.
Mas allá de los errores cometidos por portavoces confundiendo judío/hebreo con sionista, los compañerxs de IJAN, es decir, de la RED INTERNACIONAL JUDÍA ANTISIONISTA, felicitamos una vez mas a los responsables del festival por su compromiso con los valores de dignidad y fraternidad. Repudiamos con vigor todo intento de contemplar la cancelación del recital del artista que expresó su desprecio a nuestros hermanos palestinos y que sigue apoyando las políticas racistas y militaristas del estado de Israel, como un acto teñido de antisemitismo o judeofobia.

Nosotros judios y judías antisionistas en España y a nivel global, solicitamos a toda persona de conciencia, poner un punto final a la impunidad de Israel y por ende, aislar al susodicho estado hasta que cumpla con las tres demandas básicas del movimiento BDS internacional , tal como expresado por los compañeros palestinos , sus fundadores, movimiento del cual somos partícipes, en pie de igualdad con el resto de grupos solidarios de esta campaña :
1/ acabe la ocupación y colonización de todas las tierras árabes y desmantele el Muro; 2/ reconozca los derechos fundamentales de los ciudadanos árabe-palestinos de Israel a la plena igualdad; y 3/ respete, proteja y promueva el derecho de los refugiados palestinos al retorno a sus hogares y propiedades tal como estipula la resolución 194 de las Naciones Unidas.

IJAN, INTERNATIONAL JEWISH ANTIZIONIST NETWORK, Red internacional judia antisionista
Madrid, 17 de agosto 2015

¿Porque llamo a la A.N.P. el triple eufemismo?

Por: Alejandro Ruetter Fridman.

Imad Nabil Jadaa tenía que haberse jubilado en octubre del 13 (como yo, es cuatro días mayor), y salir como un campeón de la diplomacia, tuvo que quedarse hasta un evento donde meter la pata.

Había visto entre la catarata info-deformativa la noticia del Embajador “llamado a consultas” y no le hubiera prestado más atención si no fuera por mi amiga … que me preguntó mi opinión adjuntando tres links a medios de distinta posición. En ninguno había una trascripción solo citas sueltas, cada uno saca lo que quiere, tuve que ver el video para escucharlo COMPLETO masticando SUS palabras, no lo que dicen que dijo. rumiando pausa en mano. Son 35 minutos más pausar para tomar notas, es este.

Es fórmula e historia personal hasta el minuto 9 cuando reconoce el Estado de Israel a pesar del sacrificio… En el minuto 10 empieza con la ensalada de las religiones. ¿Para qué? La cuestión es el colonialismo…

En el minuto 12 lo que dice sobre los planes sionistas estoy de acuerdo, digo muchas veces que “su tierra prometida es el planeta”. Claro que si lo mezclas con un pasquín como “Los Protocolos…” pierdes toda credibilidad.

Minuto 14;30 El beneficio del sionismo en impulsar gracias al nazismo la emigración, que Europa sea insegura para los judíos si, suscribo. Acaba con Finkelstein, bien.
Minuto 15;30 dice que “Palestina la parten en dos partes” y es inexacto porque, aparte de sin sentido no son proporcionales, a Israhell, minoría de la población, le ceden MÁS de la mitad en el cogollo central y a los palestinos, la mayoría, el resto en tres trozos inconexos, este chico donde tiene para darles en serio y documentadamente, más que los que leímos a Pappe porque él lo vivió, se queda.

Final del minuto 17 sobre la OLP y el derecho a la resistencia de los pueblos ocupados, mal redactado pero buen argumento.

Ahora defiende Oslo, puajh, Rabin “que en paz descanse”… ¡Así se revuelva eternamente en su tumba ese.., etcétera! Lo adoran porque les dejó la ADMINISTRACIÓN COLONIAL no les importa más que sus sillones de becarios del sionismo.

Está tan encantado con los reconocimientos, especialmente del Papa de su estadito palestinito etereo lacayo de Israhell que no se si necesita un psiquiatra o simplemente salir de su burbuja burocrática, eso lo logró sin querer. El final sobre el “pueblo judío” basado en Shlomo Sand es impecable.

Salvo el patinazo de los Protocolos (único elemento judeofóbico maltraido), y la defensa del estadito eunuco no tendría más que saludar y defender todo lo que dijo porque lo suscribo.

Llegan las preguntas. ¡El que pregunta elije! No el embajador, el que ponen a transmitir las preguntas del público. Lee la que le parece y la que no la guarda. “Alma cándida” en lenguaje religioso, coloquialmente tiene muchos nombres según la geografía. ¿Hay en Chile algo peor que huevón?
Lo de Rabin y el Panchito de Roma se lo hubiera podido ahorrar también, no hay judeofobia pero…
¿Si defiende tanto la demostrada capacidad de convivencia PORQUE SIGUE AFERRADO A LA “SOLUCIÓN” RACISTA DE LOS “DOS ESTADOS”? El sillón pesa en la A.N.P.

De haber actuado como su colega a cargo de la flamante embajada inaugurada el pasado mes de febrero de 2015 en Estocolmo, Suecia, Hala Husni Fariz Odeh, durante un simposio organizado por el comité sueco sobre Palestina en la ciudad Utobori, expresando “la convicción de la necesidad de coordinación de seguridad palestina con Israel en todos los aspectos de la vida cotidiana”, continuaría en sus funciones y no hubiera sido “llamado a consultas”, una pena.

Entonces queda claro, ni “autoridad”, ni “nacional”, ni “palestina”.

Israel vuelve a cometer un acto de piratería en aguas internacionales del Mediterraneo

 
Concentración frente al Ministerio de AA.EE. para protestar por bloqueo a Gaza, asalto de barcos civiles y complicidad del gobierno español en la ocupación de Palestina
A Israel no le basta con castigar colectivamente a 1.8 millones de seres humanos en el campo de concentración de Gaza con la complicidad egipcia. No solo se ha adueñado de las aguas territoriales palestinas, sino que ha extendido su bloqueo en el Mediterráneo hasta 100 millas náuticas.
La madrugada del lunes 29, a la 1:06AM, la armada israelí asaltó el barco Marianne, perteneciente a la III Flotilla de la Libertad. Lo hizo con nocturnidad siguiendo al barco a 140 millas de Gaza y atacándolo a 100 millas, en lo que constituye una vulneración del derecho marítimo internacional. En ese barco iba gente como el diputado árabe-israelí Bassel Ghattas, el expresidente tunecino Moncef Marzouki o la eurodiputada Ana Miranda, además de otras personalidades y periodistas.
No solo condenamos los crímenes israelíes y la impunidad con la que actúa tanto en Gaza como el el resto del Mediterráneo, sino la complicidad de aquellos gobiernos que con su colaboracionismo sustentan y financian la ocupación de Palestina.
POR ELLO CONVOCAMOS UNA CONCENTRACIÓN FRENTE AL MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES (PLAZA DE LA PROVINCIA, MADRID) EL MARTES 30 DE JUNIO A LAS 19H.
En otras ciudades como Barcelona, Gijón, Elche, etc., habrá otras concentraciones e iremos actualizando lugares y horas.
POR EL FIN DEL BLOQUEO A GAZA
POR EL FIN DE LA IMPUNIDAD ISRAELÍ
STOP COLABORACIONISMO CON LA OCUPACIÓN
BOICOT ISRAEL
Fuente: RUMBO A GAZA

En la Eurocámara y el Congreso Español se pide protección a los barcos civiles de la Flotilla de la Libertad y el fin del ilegal bloqueo a La Franja de Gaza

El miércoles 24 de junio a las 12.30h ha tenido lugar una concentración de congresistas en la escalinata de los leones del Congreso de los Diputados en apoyo a la III Flotilla de la Libertad

También en el Europarlamento ha tenido lugar una concentración de miembros del GUENGL (Izquierda Unida Europea) mostrando su adhesión a esta acción civil de denuncia del bloqueo

Han habido declaraciones contundentes contra la política de apartheid israelí.

 

Fuente: Rumbo a Gaza

 

Parlamentario israelí viaja en la flotilla a Gaza

El miembro de la Knéset israelí Dr. Bassel Ghattas anunció anoche que se suma a los barcos de la flotilla para romper el ilegal bloqueo impuesto a la Franja de Gaza. En una carta abierta ha pedido al primer ministro israelí que no se actúe violentamente contra los barcos de la flotilla para que Israel no sume un nuevo crimen internacional.

Esta es la carta dirigida a Netanyahu:

Ghattas Basel Ghattas

Ghattas Basel Ghattas

“La Flotilla de la Libertad a Gaza partirá pronto desde Atenas. Yo estaré en ella junto a muchos otros participantes, incluyendo miembros de parlamentos y figuras públicas de todo el mundo.
Esta flotilla civil es pacifica y su objetivo es acabar con el bloqueo, llevando el foco de atención internacional a la situación de los 1,8 millones de Palestinos que viven como en una prisión, en condiciones vergonzosas resultantes del bloqueo militar israelí por mar y por tierra -sin mencionar que esto supone un castigo colectivo y una brutal violación de las leyes humanitarias internacionales-.
La tercera flotilla transporta ayuda humanitaria para los residentes de la Franja y persigue el final del bloqueo. No hay razón para intentar evitar que lleguemos a Gaza y entreguemos la ayuda que traemos con nosotros. Solicito que usted ordene a las fuerzas de seguridad israelíes que se mantengan alejadas y permitan que la flotilla llegue a su destino. Cualquier intento de evitar que esto ocurra involucrará a Israel en un nuevo escándalo internacional, del cual usted y su gobierno serán responsables.
Sinceramente.
Miembro de la Knéset Dr. Basel Ghattas”.

Comunicado de prensa de Rumbo a Gaza

Copyright © Rompiendo Muros
Periodismo ciudadano por Palestina

Built on Notes Blog Core
Powered by WordPress